Usar y Exhibir tu Título Honoris Causa


El grado honoris causa que recibirás es un documento impresionante listo para enmarcar o exhibir en su oficina o lugar de trabajo. Está impresa en papel de pergamino hecho a medida, incluye nuestro sello adhesivo de oro, y la firma del Vicepresidente de LADC Institute.

 

Tan pronto como haces tu donativo para recibir tu grado honorario, puedes justamente referirte a tí mismo como un master, doctor, o profesor honoris causa, y aprovechar de todas las ventajas de un título prestigioso.

 

Al usar o mostrar tu grado/título honoris causa, estos tres aspectos deben estar claros:

  • Que el grado es honorífico (no académico)
  • El instituto otorgante y el país de origen (LADC Institute, Estados Unidos)
  • El tipo de disciplina (Religión, Consejería, Metafísica, etc.)

Aquí están algunos ejemplos de cómo puedes escribir tu nombre con tu título honoris causa:

  • Nicholas Garrett, Dr. Honoris Causa de Parapsicología, LADC Institute (EE.UU.)
  • Dr. h.c. Jorge Ramirez, Terapia Alternativa (LADC Institute, EE.UU)
  • Cynthia Oliveira Sánchez, Master en Ciencias Metafísicas (LADC Institute, Estados Unidos)

 

El beneficiario de un doctorado honoris causa puede añadir el título post-nominalmente. En algunos países, como los Estados Unidos, un Doctor Honoris Causa puede utilizar el título de "Doctor" antes de su nombre, abreviado "Dr." En otros países, se debe establecer el aspecto honorífico de tu grado mediante la adición de "honorario", "honoris causa" o "H. C." entre paréntesis después del título.  Los grados eclesiásticos de master, doctor, o profesor honoris causa pueden ser utilizados públicamente siempre y cuando se deja en claro que no son denominaciones profesionales. Si usted pide un grado honorífico de LADC Institute, puede agregar el título a su nombre siempre que su estado honorífico esté reconocible (por la adición de "honor" o "honoris causa" o "h.c." en paréntesis después del título).  La ley dice que un título honorífico nunca debe ser “engañosamente parecido” a un título profesional en el juicio de un observador común, ya que esto puede constituir una denominación falsa.

 

Esperamos sinceramente que tu título honorífico te inspirará a aprender, crecer y servir a los demás.

 

 

Sólo quería hacerle saber que he recibido mis documentos hoy. Estoy encantada con la redacción y la presentación, y quiería enviar mi sincero agradecimiento a su organización por hacerlo posible.  Es un estímulo para continuar mi trabajo y el estudio, y especialmente en esta etapa de mi vida, es muy significativa.

--Jorge Oliveros Ledesma, Profesor Honoris Causa en Metafísica (Cádiz, España)